LIBERTAD Y AUTOCONOCIMIENTO

Crecimiento interior, trascendencia ,esoterismo,meditacion,percepcion,energia, chakras,hermetismo, recapitulación, reiki,Don Juan,Carlos Castaneda,Osho,Krishnamurti,felicidad,Tao, budda, Cristo.


    LA FELICIDAD NO RECHAZA A NADIE

    Comparte

    Francisco de Sales

    Mensajes : 132
    Fecha de inscripción : 05/06/2012

    LA FELICIDAD NO RECHAZA A NADIE

    Mensaje  Francisco de Sales el Miér Mar 09, 2016 10:54 am

    LA FELICIDAD NO RECHAZA A NADIE



    En mi opinión, la felicidad es un tema inagotable. Es el objetivo de muchas personas –“Yo lo que quiero en esta vida es ser feliz”, dicen-, pero es un objetivo al que no se le presta la atención que requiere.

    Partamos de una realidad: la felicidad es absolutamente subjetiva.

    También es un sentimiento, pero casi nunca es puro porque casi siempre está condicionado. Esto quiere decir que se le ponen demasiados requisitos y obstáculos para que se instale en nosotros de forma permanente.

    La felicidad depende en una buena proporción de una decisión personal. Para ser feliz es necesario tener permiso propio para ser feliz. Si uno no se lo autoriza, no lo será nunca, por mucho que todas las circunstancias estén a favor y que todos los deseos se cumplan.

    Atención a esto porque es realmente importante. Es necesario averiguar si uno tiene permiso propio. ¿Cómo se averigua? Prestando atención a uno mismo y comprobando si en algún momento en que puede ser feliz por su parte colabora o, por el contrario, se boicotea.

    Cuento mi caso. Yo tengo muy marcado un mandato que me dice NO DISFRUTES. Soy una persona con un excelente sentido del humor que disfruta la vida y las cosas, pero me he tenido que observar primero y darme permiso después. En el tiempo en que ese NO DISFRUTES me afectaba, y mucho, cuando llegaba un sábado por la noche y tenía invitaciones para salir a divertirme, siempre ponía excusas y más excusas para no salir. La realidad es que yo sabía que me lo iba a pasar muy bien, y para cumplir el mandato de NO DISFRUTES, me boicoteaba. Hasta que me di cuenta y todo cambió desde entonces. Me di cuenta de eso. Ahora, quien tenga la sospecha de que se queda con la parte menos agradable de la vida y rechaza, consciente o inconscientemente, la felicidad, que se ponga a la tarea de descubrir dónde está el impedimento para ser feliz.

    Como la felicidad es un asunto absolutamente personal, es cada uno quien siente si algo le aporta felicidad o simplemente le hace creer, solamente creer, que es feliz. Las risas, el optimismo, los placeres, pasarla bien… ¿Podría esto superar las condiciones autoimpuestas para Ser Feliz? Por supuesto que sí. No es la felicidad absoluta, pero le puede servir para quien se conforma con ello y puede sacar la conclusión de que es feliz. Como ya sabemos que la felicidad es un asunto sentimental, si uno lo siente de ese modo es más que posible que la consiga.

    La felicidad, por tanto, puede ser mucho más asequible si se rebajan las expectativas y las condiciones que uno se ha impuesto como necesarias para ser o sentirse feliz.

    ¿Le pones demasiadas condiciones a la felicidad?, ¿O eres tolerante a que el hecho de no se cumplan todos los deseos no condena irrevocablemente a una infelicidad que acaba convirtiéndose en una infelicidad “global” que afecta incluso a la felicidad verdadera?

    Es interesante que te des una respuesta.

    Esta puede ser una buena propuesta: dejarse encontrar por la felicidad. Responder a ella sin objeciones, sin ponerle zancadillas, sin aplazarla, sin desplazarla; darse el gustazo de ser feliz sin impedimentos, con todo lo que conlleva ser feliz.

    Un niño absorto en su mundo de juegos… ¿Es feliz?... Está claro que se está permitiendo estar íntegramente en eso y que eso ocupa su plena atención de ese momento. Ninguna otra cosa le impide disfrutarlo. ¿Es feliz o está contento? En general, dan la impresión de ser felices. Y lo son. Lo son de acuerdo con el baremo de ese momento de su vida, y dadas las nulas condiciones para sentirse feliz. No hay condiciones, no hay impedimentos, y no hay espacio reservado para la infelicidad. ¡Cuánto tenemos que aprender los mayores!

    Es cuando uno se va haciendo mayor que comienza a imponerse restricciones, y cree que sólo será feliz si aprueba todas las notas, si tiene el último modelo de móvil, si lleva ropa de marca, si encuentra un trabajo, si tiene novia, si se casa, si tiene hijos, etc., etc.

    Quien se propone ser feliz no necesita mucho para conseguirlo.

    Quien pone muchas condiciones para ser feliz, nunca lo será.

    La felicidad está en las cosas pequeñas que se ven con los ojos grandes.

    Pónselo más fácil a la felicidad para que pueda instalarse en ti.

    Rebaja las exigencias.

    A pesar de todas las circunstancias pasadas y presentes, a pesar de la situación personal, a pesar de los impedimentos y los argumentos cargados de razón, es mejor dejar de coquetear con la infelicidad y ser más amante de la felicidad.

    Y más, teniendo en cuenta que la felicidad no rechaza a nadie.


    Te dejo con tus reflexiones…

    Más artículos en: http://buscandome.es/index.php?action=forum

      Fecha y hora actual: Mar Nov 21, 2017 12:55 am